martes, 18 de septiembre de 2012

Periodismo digital


Los medios de comunicación tradicionales como la radio, prensa y televisión están sufriendo cambios muy fuertes en la denominada era de la información. El periodismo digital y sus características es un tema que se discute con gran interés en la actualidad.
Como estudiante de comunicación, una de las ramas de la carrera, que más llama mi atención es el periodismo. Considero que los medios masivos de comunicación juegan un papel muy importante en la opinión pública y por lo tanto el periodismo tradicional esta sufriendo cambios, que no todos los periodistas, están dispuestos a enfrentar.
El periodismo digital, es un tema complejo, con múltiples definiciones, pero nos enfocaremos en este artículo a tratar de encontrar una definición que nos explique la función e importancia de este medio de comunicación.
Entre los diversos escritos que he leído encontré una frase muy interesante con respecto al Internet y el periodismo digital, de Ramón Salaverría, del Laboratorio de Comunicación Multimedia de la Universidad de Navarra que dice: “Internet es un metamedio que aglutina el audio, el texto y las imágenes. Internet tiene la inmediatez de la radio, la profundidad de contenidos del periódico y el impacto de la imagen televisiva”.
Es decir que se puede apuntar a Internet como una herramienta que incorpora todos los medios de comunicación tradicionales, esto en algún momento se dijo del cine debido a que incorporaba la fotografía, la plástica y se valía de las bellas artes, formando un medio expresivo, completo y hermoso.
Recordemos que la radio necesitó 38 años antes de alcanzar los 50 millones de oyentes, en tanto que la televisión precisó de 13 años para alcanzar la misma cifra. Internet, en apenas cuatro años (desde 1991 hasta 1995), alcanzó más de 50 millones de usuarios en todo el mundo.

martes, 28 de agosto de 2012

Eric Carvin: ‘Los social media están conectados al periodismo tradicional’

1
Share
votar

 
¿Periodismo tradicional o social media? Para el editor de social media de la agencia AP, Eric Carvin, no son conceptos excluyentes, sino que ambos están conectados.
 
Si bien las redes sociales proporcionan información de último minuto sobre hechos que ocurren en el mundo, los periodistas verifican esa información y la ponen en un contexto más amplio.
 
“Es importante que los reporteros profesionales aporten su experiencia y juicio sobre ese contenido”, indicó Carvin a The Content Strategist.
 
Además de encontrar noticias, fuentes e historias, el editor considera que los social media pueden crear una relación más íntima entre los comunicadores y los lectores.
 
A pesar de que los lineamientos de AP no permiten a sus empleados expresarse sobre temas controversiales, la organización de noticias anima a sus periodistas a mezclar en Internet su vida personal con la profesional. Y eso es lo que hace Carvin en su cuenta de Twitter.
 
De otro lado, el editor comentó que aún hay muchos reporteros en AP que desconocen todos los beneficios de las redes sociales, por lo que pronto recibirán capacitaciones presenciales y online.
 
“La organización de noticias que sabe cómo utilizar mejor estas herramientas (social media) puede realmente prosperar en este mundo”, refirió.

http://www.clasesdeperiodismo.com/2012/08/28/eric-carvin-los-social-media-estan-conectados-al-periodismo-tradicional/

Consejos para periodistas y redacciones que van a bloguear en vivo

Muchos medios de comunicación han adoptado el liveblogging (bloguear en vivo) para mantener informada a su audiencia. El ejemplo más reciente lo encontramos en la tragedia del estreno de Batman en los Estados Unidos.
 
Rachel McAthy de Journalism.co.uk, conversó con responsables de medios como Raju Narisetti, editor adjunto de Wall Street Journal Digital Network, Jason Mills de ITV News, Patrick Heery, editor de BBC UK, Pete Clifton, editor ejecutivo de MSN y Ben Schneider, del servicio CoveritLive, para rescatar algunos consejos para periodistas interesados en alguna clase de sistema de blogueo en vivo.
 
1.Prepárate para hacer cosas diferentes y rápidas
 
La clave es centrarse en cómo se entrega el contenido a la audiencia, dice Jason Mills, editor web en ITV News. Mills ideó un sitio con el formato de secuencias en directo que permite un flujo de información para dar las noticias sin problemas. El periodista tiene que ser realmente rápido para tratar con ellas. Además, debe ser original.
 
 
2. Engancha al lector
Narisetti explicó que una de las razones para el aumento del uso de blogueo en vivo es tratar de retener al público en el medio. Si se le ofrece más experiencias se pueden ejecutar más anuncios.
 
 
3. Considera la reorganización de la redacción
 
La cobertura de eventos en vivo es parte central de una redacción como la BBC que ha cambiado para tal fin. En ese sentido, Twitter ha sido fundamental y el corazón de las operaciones en línea.
 
 
4. Utiliza grandes eventos para experimentar
Clifton señaló que es bueno encontrar eventos y utilizarlos como una gran oportunidad ”para innovar”. Pone como ejemplo el desarrollo de los Juegos Olímpicos. Una ocasión para probar nuevos y desarrollados proyectos sobre informes digitales en directo, refiere.
 
“Los Juegos Olímpicos tendrá una combinación de comentarios de texto en vivo, galerías de imágenes, últimas noticias desde Twitter, entre otros”, agregó el editor de MSN.
 
 
5. Recuerda la importancia del contexto
 
El periodista de MSN UK también se refirió al contexto y a la importancia de ofrecer una visión relativa a los momentos clave para que cualquier lector obtenga la información más reciente, en lugar de recorrer una línea de tiempo.
 
6. Información clara y sencilla
 
La transmisión debería ser simple y sencilla. No debes permitirte fallar por querer hacerlo todo a la vez, aconseja Pete Clifton. Y especialmente si se bloguea en vivo desde el dispositivo móvil. Cada actualización debe ser clara. Arrojar demasiada información al sitio de liveblogging puede hacer que la historia se complique excesivamente para la audiencia.
 
7. Escoje tu línea de acción.
 
Los noticieros o medios pequeños deben concentrarse en fortalecer lo que saben hacer mejor a la hora de reportear en vivo a través de la red, sugiere Clifton. No se puede ser como la BBC —que tiene personas en todos los rincones del mundo—, sostiene. Hay que ser creativos y pensar en formas innovadoras para una cobertura en vivo.
 
8. Toma la oportunidad de monetizar el contenido
 
Las grandes audiencias que reporta un sitio web pueden ser aprovechadas para vender publicidad y obtener patrocinio. Tal es el caso de WSJ, que ya cuenta con patrocinadores para transmisiones completas, de acuerdo con Narisetti. Puede ser lo ideal para obtener ingresos adicionales.
 
9. Trata de ofrecer a los lectores la opción “en vivo” y el artículo tradicional.
 
El artículo no ha dejado de ser importante. Todos concuerdan en que hay formatos donde es más adecuando y que depende de lo que la audiencia quiera descubrir en la red. Ben Schneider —de CoveritLive— refirió que al usuario puede ver en muchos casos al artículo como contenido secundario o terciario al descubrir una historia. Para Clifton los periodistas deben presentar opciones. En su opinión, no todas las personas preferirán un sitio de blogueo en vivo, pueden querer leer una versión concisa y muy bien escrita.

Mills, por su parte, señaló que el artículo dependía de la historia. Como pieza del periodismo

jueves, 23 de agosto de 2012

Recomendaciones para hacer buen ciberperiodismo


PorJ osé Luis López A

A continuación compartimos 10 pistas para hacer un mejor periodismo en la red, las cuales fueron parte de las conclusiones de dicho taller, en el que participaron
15 periodistas.

1. Lo importante es la sustancia, no la herramienta. El punto de partida es saber cuál es el mensaje y cómo contarlo.
2. Las herramientas digitales no son para ilustrar una realidad, son para narrarla.

3. La dinámica del periodista digital es fracasar veinte veces y acertar una. Finalmente todos están en el mismo campo de la experimentación.

4. Lo que importa es que como periodista hagas bien tu trabajo, más allá del medio o la plataforma. Trabaja tu marca profesional.

5. Si los periodistas no tienen contacto con ingenieros y desarrolladores, no podrán sacar el máximo provecho de las plataformas digitales.

6. Las grandes estructuras dificultan el acercamiento a la creatividad digital. Las empresas periodísticas deben mutar hacia estructuras más simples.

7. En las redes todos están al mismo nivel: periodistas, políticos y usuarios. Ya no existen las jerarquías tradicionales.

8. La agitación en las redes sociales online es fundamental, por eso debe estar a cargo de alguien con criterio y discurso, no de agencias o personas que no hagan parte de la labor periodística.

9. El que no identifica las audiencias, que no las seduce ni las atrae, está destinado a fracasar. El periodista debe ir en busca del usuario.

10. La red le permite a los periodistas recuperar “el descaro” que muchas veces les es negado en los medios tradicionales.
Nota: El Taller de Cultura Digital en Periodismo Cultural se realizó como parte del Seminario Nuevas Rutas para el Periodismo Cultural, un esfuerzo logrado entre la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI), el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) y el Centro Nacional de las Artes (Cenart).

miércoles, 22 de agosto de 2012

PREMISA DEL PERIODISMO ANTE LAS TRANSFORMACIONES TECNOLÓGICAS

Maria Victoria González Clavero.
 

La llegada de las nuevas tecnologías, la utilización de internet por quienes cuentan con los recursos materiales y de conexión, motivan a repensar cuáles resultan los desafíos de los periodistas ahora cuando el número de emisores se multiplica en el ciberespacio y aumenta la diversidad de contenidos.

Desde hace varias décadas la renovación de recursos en la producción noticiosa y la aparición de un soporte diferente para la presentación de los productos periodísticos, constituyen presagios de la extinción de uno o más medios tradicionales. Ante las posibilidades que la red ofrece, la pertinencia o no del periodismo también ha generado disímiles cuestionamientos ¿Qué retos, soluciones garantizan que la profesión permanezca?

Hoy la preocupación no es solo por la mera presencia, sino por mantener y ganar receptores. El periodismo puede coexistir con los atractivos que la red mundial ofrece, pero de qué le serviría el permanecer relegado, obviado casi por completo. Se impone entonces reformular la interrogante ¿Qué hacer para que el público siga a los medios de comunicación en internet?

Alternativas como la reconversión tecnológica de los aparatos informativos y el posicionamiento en internet, denotan la voluntad profesional por permanecer al alcance del público dondequiera que este gire la atención. Al interior de los departamentos de redacción surgieron diferentes transformaciones con el propósito de no perecer y de acuerdo al contexto cobraron vida las redacciones integradas, digitales, de nuevo tipo, convergentes, etc. mientras, se rediseñaban los modos de transmitir el mensaje.

Actualmente la relación hombre-tecnología en las diversas instituciones mediáticas encara cuestiones comunes: a) una referida a los cambios ocurridos tras la automatización e informatización de los procesos y si ello conlleva a mayor deshumanización, tema que desde el punto de vista social es abordado por el Doctor Javier Bustamante Donas ; b) la segunda está vinculada a los reajustes de las rutinas de producción para que el quehacer periodístico armonice con el entorno actual; c) por último, el relacionado a los hábitos de consumo de internet —problemática que se abordará junto al hecho de que en la red mundial los usuarios colocan diferentes materiales de corte informativo que generan interés— lo que supone un reto constante para los profesionales.

El considerar que en la actualidad es el hombre el centro intelectual sobre el cual recae la producción periodística, despeja en cierta medida las incertidumbres en torno al primer tópico. No obstante, existen otras aristas aparejadas a este fenómeno, como las transformaciones ocurridas en la comunicación al interior de los medios, que no se precisarán de inmediato para analizar de conjunto el segundo y tercer incisos.

El periodismo ante los atractivos de la red mundial

Los cambios tecnológicos, la agilización del flujo productivo mediante la automatización e informatización y el empleo de dispositivos que agilizan la comunicación y el tránsito de la noticia en los diferentes procesos, conducen necesariamente a un reordenamiento de las rutinas con el fin de que el producto comunicativo no solo salga en el plazo prefijado, sino que alcance la calidad requerida.

Durante las primeras incursiones de los medios en la red, además de volcar los materiales de las ediciones
off line al soporte digital, los periodistas volcaron sus rutinas, se irreconocían así las reglas básicas de cómo establecer una comunicación eficaz desde un escenario con exigencias muy peculiares.

Parecería paradójico hablar de rutinas ante la versatilidad de las transformaciones tecnológicas de estos tiempos. Los periodistas no deben, ni pueden, acomodarse al conocimiento que hayan adquirido, pues dependen de la superación y capacitación profesional, tanto la que adquieran mediante las gestiones del medio de prensa, como a partir del esfuerzo propio. (González MV. y González C., 2008: 90).

Sin embargo, el hecho de mantener unas rutinas inmóviles, en detrimento de la calidad periodística de las publicaciones, constituye solo una de las causas que pudiera provocar la pérdida de seguidores de los medios; otro de los motivos se debe a que en la World Wide Web (WWW), como demuestran numerosos estudios efectuados por el Comité de Investigación de Mercados de la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI) y encuestas a nivel global, la mayoría de los usuarios acuden para revisar e-mail, mandar documentos por correo electrónico, realizar trabajos de la escuela, buscar noticias; otras pesquisas sitúan entre las prioridades y hábitos las compras on line, los juegos, bajar música y videos, etc.

Aumentan los entretenimientos, las vías de comunicación y también el número de quienes, sin ejercer el periodismo, comparten en la web los sucesos que generan interés público.

Cabría preguntarse entonces si ante tales facultades para los usuarios: ¿existe un compromiso real por parte de todos los que comunican algo en el ciberespacio de difundir contenidos veraces y que no influyan de manera negativa en el resto de los internautas? ¿A qué recursos deben recurrir los periodistas para que la profesión perdure en medio de tantas voces y atractivos?

Fragmento citado de

martes, 14 de agosto de 2012

Panorama Social Media en 2012


Escrito por LeticiaVP. Esta entrada fue publicada en Redes sociales y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.
 
El mundo de las redes sociales no se estanca, está en continua evolución. Si bien las más fuertes no van a dejar de serlo de la noche a la mañana, algunas bajan puestos en el ranking de popularidad mientras que otras escalan peldaños. También cambian los usos que le damos a estas plataformas y los actores que intervienen en ellas. Veamos, pues, cómo está el panorama del Social Media actualmente.

Facebook sigue siendo la red social más popular y probablemente antes de que acabe el año llegará a la cifra redonda de 1.000 millones de usuarios (acaba de superar los 900 millones). Además, va a salir a bolsa en unos días, el 18 de mayo, y por ello, estas últimas semanas hemos visto cómo adquiría compañías de toda índole: desde la archiconocida aplicación de fotos Instagram a la pequeña Tagtile, una empresa de aplicaciones móviles, pasando por dos empresas dedicadas a la localización, Glancee y Gowalla. Esto nos da una ligera idea de hacia dónde irán sus próximos pasos…
La segunda red en cuanto a número de usuarios es Twitter, con casi 600 millones, pero seguida muy de cerca por Youtube, que también es considerada una red social por permitir la interacción entre usuarios. Comparando los dos mapas de redes sociales de iRedes (octubre 2010 y marzo 2012), vemos que en este último año ha crecido mucho más la red de microblogging que la plataforma de vídeos, que ya estaba más asentada.
Es curioso que, aunque Twitter tenga más usuarios registrados, Youtube le supera en número de visitas y en tiempo de permanencia. De hecho, el servicio de alojamiento de vídeos es el tercer sitio web más visitado del mundo, superado sólo por Google y Facebook.
En cuarto lugar encontramos la primera red social no yankee, la finlandesa Habbo, con más de 230 millones de usuarios. LikedIn, que actualmente cuenta con 150 millones de usuarios en busca de oportunidades profesionales, sigue creciendo moderadamente y sigue dominando el sector de redes de negocios.
En cuanto a temáticas, parece que cada vez pasamos más de la música y nos gustan más las fotos. Así, Spotify crece muy despacio y MySpace pierde usuarios. Mientras, vemos cómo se cuelan varias redes sociales dedicadas a las fotos en el pódium del Social Media: Instagram y Pinterest, con apenas dos añitos cada una, suman 50 millones de usuarios.
En cuanto a usos y relevancia de las redes sociales, podríamos decir que Twitter es la número uno. Ninguna otra tiene tantas utilidades como la red del pajarito azul: información de toda índole, entretenimiento, periodismo, crítica social, marketing, seguimiento de acontecimientos, personal branding, protesta social… Todo tiene cabida en Twitter, que se ha convertido en el nuevo pulsómetro de la sociedad y sus trending topics, en la nueva agenda setting.
Hace unos días salió a la luz el último Estudio General de Medios que nos da una idea del panorama Social Media en España. Para empezar, podemos reseñar un aumento de usuarios en Internet que roza ya el 60% de la población española. En cuanto a las páginas más vistas en nuestro país, las de información deportiva y general se llevan la palma (Marca, El País y diario As).
También comprobamos cómo el porcentaje de hombres y mujeres empieza a equipararse, aunque los varones todavía acceden algo más a la red que nosotras. Asimismo, por grupos de edad, los más numerosos son los de 25 a 34 años y de 35 a 45. Juntos suponen más de la mitad de los internautas españoles.
El estudio realizado por la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación también muestra cómo el acceso a la red se realiza mayoritariamente desde casa y suele ser, en primer lugar, para utilizar los servicios de correo electrónico (87,6%), seguido de la lectura de información de actualidad (56,6%). Las redes sociales son el tercer servicio más demandado de Internet (54.2%).
Cada día que pasa, Internet está presente en la vida de más personas y para actividades cada vez más diversas. En las redes sociales la gente se siente a gusto para conversar, compartir y opinar sobre cualquier cosa que les apetezca. Esto es algo que no pasa desapercibido para empresas y vendedores, que quieren aprovechar estos espacios para obtener beneficios. Pero, si quieren formar parte del juego Social Media, las empresas deben respetar las normas sociales de estos sitios. ¿Lo están haciendo?

 Hace unos días se publicó el último informe sobre el uso del Social Media para el que se ha analizado a 3.800 vendedores con el objetivo de comprender cómo utilizan éstos los medios de comunicación social a la hora de promover y gestionar su negocio. Los resultados muestran cómo el 83% de los encuestados consideran que las redes sociales generan mayor exposición para su negocio y aumentan el tráfico de éste considerablemente. Por ello, el 59% invierte seis horas o más en las redes sociales.
Parece evidente que las redes sociales, lejos de ser una moda, están cada vez más presentes en nuestras vidas y abarcan más ámbitos. ¡Larga vida al Social Media!

lunes, 13 de agosto de 2012

¿Y tú cómo distribuyes los Comunicados de Medios en las Redes Sociales?

Por Óscar Del Valle

Aún recuerdo con nostalgia cuando inicié en la vida profesional de las Relaciones Públicas y la Consultoría en Comunicación Estratégica y la forma como se difundían los Boletines de Prensa a las redacciones de los periódicos, radiodifusoras o televisoras.

Primero eran enviados con uno o varios mensajeros a las redacciones, un trabajo titánico y bastante complejo en la logística ya que era una carrera contra reloj. Posteriormente con la invención del telefax o mejor conocido como fax, facilitó el envío, sin embargo debías tener tres o cuatro equipos para enviar los boletines. Más tarde tenías que hablar con cada uno para confirmar la recepción del mismo.

Después llegó el email, herramienta que a la fecha es un éxito en el envío de boletines e información de manera fácil y rápida; no obstante se debe contar con un óptimo administrador de correos, así como organizar las bases de datos de acuerdo a las fuentes de información y actualizar constantemente la agenda de correos electrónicos.

Algunas Agencias de Relaciones Públicas, abrían un espacio en sus páginas web, para para que el interesado tuviera acceso a los comunicados. Para ello el reportero debía registrarse para ser acreditado. Posteriormente con el user name asignado se podía obtener la información, pero era poco práctico y efectivo porque terminaba en una dinámica burocrática.

Con el surgimiento de las redes sociales y la manera como ha evolucionado la comunicación y el periodismo 2.0, tienes otras opciones y herramientas para distribuir los Comunicados de Medios para que tu Estrategia de Comunicación tenga mayor impacto en las marcas, productos o servicios y conectar con el consumidor o tu público objetivo.

Al integrar las redes sociales y la web 2.0 en la distribución de los comunicados de medios, tienes la posibilidad de:
  • Organizar los mensajes clave con tu público objetivo, para que la comunicación sea más eficaz y pueda incrementar el tráfico en la web.

  • Aumentar tu base de datos de periodistas y también puedes conocer a otros periodistas, cada día hay iniciativas donde abren grupos de periodistas con sectores específicos, Facebook es una plataforma ideal para ello, por cierto ya existen redes de periodistas menciono algunas:
       www.periodistasporelmundo.com www.journalisted.com www.wiredjournalists.com
  • El acercamiento con el periodista es más estrecho y personal porque te da la posibilidad de interactuar más frecuentemente, es decir estás conectado permanentemente y en tiempo real.
  • Complementa tu estrategia de comunicación con los medios tradicionales 1.0
  • La información que generas en la web 2.0 rompe fronteras, no se queda a nivel local, puedes llegar a cualquier país del mundo; existen herramientas de distribución de los comunicados a los principales motores de búsqueda (PRLog, Newswire Today PR, PR Buzz, PR Leap, ClickPress, The Open Press).
  • Utiliza las herramientas y aplicaciones del Social Media como: Youtube, Flickr, Podcast, Pinterest para integrar la información del comunicado y que le dará un valor agregado a la marca o producto que estés posicionando.
  • Los comunicados se publican en tiempo real. Es muy recomendable que crees un blog para que ahí vayas posteando la información, así mantienes al periodista interesado sobre lo que publicas, también hay un seguimiento y retroalimentación a su vez generas un archivo histórico en línea.
  • En twitter existe una base importante de medios y periodistas que puedes emplear cuando estas organizando tu propia base de datos.
  • Fortaleces la credibilidad de la comunicación tradicional en la parte editorial.


Esta entrada fue publicada en Herramientas, Opinión #2eS, redes sociales y clasificada en , , , , , . Guarda el enlace permanente. Publica un comentario o deja un trackback: URL del Trackback.

miércoles, 8 de agosto de 2012

Los nuevos valores y deberes del periodismo en la era digital

Tomado de Revista electrónica animal Político

Gumersindo Lafuente, director adjunto del diario español El País, habla de la relevancia que toman las redes sociales en el periodismo y ese gran canal que abre entre la audiencia y el medio

Luis Castrillón


Con el impacto de Internet en los medios de información, lo que para algunos es un temor debe entenderse más bien como la oportunidad de reivindicar el periodismo y hacerlo necesario en forma permanente en un ecosistema comunicación donde cualquier que esté conectado puede producir, gestionar y propagar datos.

De ahí que también sea importante regresar a los valores básicos del periodismo como escuchar a la audiencia que dejó de ser pasiva y ahora pude incidir en la agenda de temas y convertirse en una estructura de control social de los medios, asegura Gumersindo Lafuente, adjunto al Director del periódico español El País.

Con más de 12 años en el periodismo en Internet, pasando también por ElMundo.es, y Soitu.es, para Lafuente es claro que un periodista enfrenta riesgos en ese entorno, como el exceso de credibilidad en lo que circula por la red de información. En eso incluso es contundente: “Creerse a pie juntillas lo que está en Internet o en Twitter o en Facebook es de una inocencia que no es precisamente el atributo que debería tener un periodista”.

En una charla con Animal Político, no falta el análisis de la discusión central para muchos en el tema: si el periodismo sobrevivirá entre la superabundancia de información y la posibilidad de los ciudadanos de convertirse en informadores.

“Yo creo que no sólo va a sobrevivir. Va a mejorar su compromiso con los lectores, con la sociedad. La potencia de Internet va poder ayudarnos a hacer eso”, afirma Lafuente.

La red puede ser una fuerte herramienta como bien social, por eso el periodismo puede utilizarla para cumplir su función, su deber básico.

GL.- Claro, el sentido clásico del periodismo era ejercer la intermediación entre los poderes y los ciudadanos; lleva, de alguna forma, por delegación, un control a los mismos poderes. Pero hemos visto que probablemente en todos los países, no sólo en España o México, no todos los medios y no todos los periodistas cumplían esa misión. Muy al contrario, estando están más cerca del poder que de la gente.

Creo que este nuevo escenario digital ofrece a los ciudadanos herramientas de control social también del trabajo de los periodistas. Eso nos obliga a replantearnos el compromiso que probablemente no todos, pero sí algunos y en algunas ocasiones, habíamos olvidado.

Cómo que se nos había perdido la agenda, nos olvidamos de los ciudadanos. Se volvió más importante si tal político o empresario nos lee, si la competencia nos lee.

GL.- Claro, porque el ciudadano era un sujeto pasivo y ahora, con el acceso por parte de cualquier persona a la posibilidad no sólo de leer, sino de publicar y de influir, tiene posibilidades de que su voz sea escuchada, de hacer un control real de los periódicos y de los periodistas.

Eso nos plantea problemas dos sentidos: los que tienen que ver con cómo se establece el negocio y además aquellos retos desde el punto de vista profesional. Ahora de ninguna manera podemos ignorar a las audiencias. Eso no significa que tenemos que hacer lo que la gente nos diga, pero sí tenemos que escuchar lo que nos quiere decir…

Tenemos que darles ese espacio, finalmente

GL.- Efectivamente. Tenemos, de alguna forma en la sociedad, una situación privilegiada. Corremos riesgos, y especialmente en un país como México es lamentablemente así en determinadas zonas, pero también estamos protegidos por algunas leyes específicas para ejercer nuestro trabajo, porque se supone que es una labor que tiene una parte de servicio público. Yo creo que esa parte probablemente se había olvidado y este nuevo ecosistema tecnológico nos lo recuerda todo el rato. No podemos olvidarlo ya más.

Pero con los cambios podemos estar frente a la computadora revisando los cajones de comentarios de una nota y también se pude volver un poco abrumador.

GL.- No se trata de estar charlando con todo el mundo, pero sí de admitir que entre la audiencia hay personas que sobre asuntos determinados pueden llegar a saber mucho más que los medios y los periodistas y que nos pueden ayudar a mejorar la construcción de nuestras historias, a ser más rigurosos. Nos podrían corregir errores, pero también darnos pistas para que cubramos nuevos caminos que completen las historias que estamos contando.

Eso solo lo podemos hacer leyendo los comentarios de las noticias, pero también persiguiendo su rastro: la vida que las noticias tienen fuera de los medios, porque viven en las redes sociales. En ese entramado que es Internet, que es muy extenso y en el que las noticias son recomendadas, criticadas, matizadas o alabadas…

Esas críticas o comentarios son parte de un diálogo social que también puede irse a enjuiciamientos, como ocurre con los que se han hecho en México sobre la forma en la que algunos corporativos de medios informativos manejaron el tema electoral.

GL.- Los periodistas profesionales que trabajamos en medios privados, ni nos podemos engañar ni tampoco a la gente. Detrás de las grandes corporaciones hay intereses económicos y también posiciones ideológicas. Los medios no son neutros, pueden intentarlo haciendo bien su trabajo ser neutrales. Pero muchos ni tan siquiera lo son, ni quieren serlo. Lo importante es que las audiencias estén al tanto de en qué posición está ese medio, qué intereses están detrás, para poder tener claro a lo que se arriesga consumiéndolo. Y eso no en todos los mercados está claro.

Otra de las ventajas entonces de esta nueva tecnología es que dio a los ciudadanos la posibilidad de tener más claridad sobre eso, aunque el medio no lo exponga abiertamente.

GL.-Yo creo que ahora mismo el control social que se puede hacer es enorme, por la cantidad de información que los medios están obligados a dar; pero no sólo los medios, cualquier empresa tiene cada vez más una obligación de transparencia y compromiso que no tenía antes. Están sometidas al escrutinio constante de sus clientes.

Cierto, pero por otra parte hay un efecto cuyo impacto no queda tan claro para el periodismo en el manejo del social media y tiene que ver con cómo utilizamos la información que está ahí. El último reporte de la Fundación Nieman para el Periodismo, en Harvard, señala algo que parece preocupante: quienes estamos en los medios de información “hemos puesto de nuevo de moda la verificación como una práctica y valor de los periodistas”. ¿Es que habíamos dejado de hacerlo entonces?

GL.- Claro esa es la conclusión, porque ahora hay que revisar más, verificar la información, porque cualquier error que cometamos va a ser expuesto inmediatamente por el lector, que también está deseando encontrarlos.

En realidad, lo que ocurre no es nuevo, los periódicos, sobre todo cuando informan de asuntos relacionados con la ciencia, la tecnología, legislación, cosas muy específicas, se enfrentan a lectores que saben más de esas historias.

O que estuvieron ahí, donde ocurrió el hecho…

GL.- Hay personas que son testigos directos o que han tenido, con razón de su cargo o posición, conocimiento cercano de determinados datos que confirman o no la información… además ahora la gente puede ponerse en contacto directo con el periodista y cuestionarlo, y esperar a que le conteste, y si no le contesta, ahí mismo se sabe. Eso hace que efectivamente muchos periodistas tengan la necesidad de verificar más y mejor las cosas que publican. Bienvenido sea eso.

Pero finalmente es algo que se supone siempre debíamos hacer. ¿En qué momento nos perdimos?

GL.- Pues en ese mundo donde los periódicos formaban parte de un oligopolio, tenían un campo muy extenso en el que podían hacer muchas cosas que ahora no pueden. Además, ahora, los periodistas tenemos la obligación de reivindicar la necesidad de nuestro oficio. De pronto hay una legión de gente que hace cosas parecidas a las que nosotros hacemos; y las hacen bien. No todos, pero algunos sí, y no trabajan en un medio, no son periodistas, ni lo quieren ser…

Y como decimos en el gremio: no tienen los contactos, ni la experiencia o la metodología…

GL.- Ni les hace falta. Hay algunos que lo hacen bien y que nos hacen la competencia en algunos campos. Eso nos obliga a reivindicar la necesidad del periodista. Eso solo puede hacerse con que nuestro trabajo sea útil, relevante, necesario.

Es el gran tema…

GL.- Lo que pasa es que en los grandes medios y entre muchos periodistas ha habido mucha soberbia y pérdida de contacto con la realidad. Es normal cuando se está en un gran medio y se labora, sobre todo, en el periodismo político o económico. Al final los políticos y los grandes empresarios tienen muchas herramientas para seducir al periodista y las saben emplear.

No siempre se necesita darles dinero en efectivo, los cuidan, los consienten, o les dan información exclusiva.

GL.- Pero no es el hecho material –lo que seduce- sino el poder acceder a determinados sitios y círculos, conversar con determinadas personas. Eso va situando al periodista en un nivel de vida que no le corresponde por su nivel de sueldo, y claro, perder eso cuando te has acostumbrado es duro y es un enredo muy fuerte. Son pequeñas corruptelas.

Cuando dices ser necesario, pienso en este formato donde la inmediatez nos gana por dar el dato básico, la nota, pero perdemos el contexto, el fondo y la capacidad de volvernos necesarios porque podemos explicar parte de la realidad a quien muchas veces no está tan cerca del fenómeno.

GL.- Es verdad que Internet nos trae la posibilidad de informar en tiempo real todo lo que ocurre y de una manera que es accesible en prácticamente cualquier lugar del mundo en forma simultánea. A los periodistas que ambicionamos a contar con una inmediatez radical cualquier cosa, nos coloca en una situación que a veces es un poco peligrosa, porque la velocidad puede aumentar la falta de rigor. Yo soy partidario de llegar cinco minutos más tarde, de no equivocarme nunca o mucho menos que la competencia.

Debemos aprovechar que Internet es tan poderoso para contar una historia de ultimísima hora, como también una muy profunda. La red no tiene espacio, no tiene límites, además permite usar elementos como video, foto e hiperenlaces. Es el ámbito donde mejor puedes contar una historia y por lo tanto tiene sitio para la inmediatez y también para la reflexión y para la opinión, todo depende de cómo se utilice.

Volviendo a la discusión del futuro de los medios tradicionales, principalmente los impresos que auguran cierres y desapariciones ¿está justificado ese temor?

GL.- El asunto es que se desmonta el ecosistema económico que ha sostenido a los medios. Los medios vivían en un oligopolio en el que no solo mandaban y decidían la agenda informativa, sino que también eran los intermediarios necesarios para la publicidad: la radio, la televisión y los periódicos impresos. Ahora eso cambia de una manera radical porque hay muchos más actores que no tienen que ver con la industria de los medios y que también son soportes publicitarios y muy eficientes.

Eso abona más a su temor…

GL.- Creo que lo que está pasando con los medios es que les ha faltado capacidad de adaptación. Comprender que el nuevo escenario no se rige en ninguno de sus elementos fundamentales por las reglas del anterior. Mientras no nos demos cuenta de eso, el futuro de los medios es muy oscuro.

El problema es que muchas veces son los dueños de los medios o los directores los que no ven esto.

GL.- Yo en julio del año 2000 dije en un sitio: mando desde aquí un mensaje a todos los editores de periódicos en España no invirtáis una peseta más en rotativas que no os van a hacer falta. Al día siguiente el consejero delegado de la empresa donde trabajaba vino muy preocupado a reclamar como había dicho eso cuando justo acababan de convencer a los inversores de comprar equipo nuevo.

Volviendo al tema de la fuerza de las redes sociales. Acabamos de pasar un proceso electoral en el que muchos nos preguntamos cuál sería el papel de ese servicio de comunicación en el proceso. Más allá de miles de bots partidistas y de cómo los partidos las usaron, sus usuarios regulares crearon una suerte de clima de opinión pública que permeó, principalmente en favor de la izquierda, pero parecería que al mismo tiempo creyeron que lo mismo ocurría afuera y su encono ha crecido con la derrota de la Alianza Progresista.

GL.- Sucede que son realidades paralelas y que en muchos casos no coinciden. Es un riesgo y que corremos además los periodistas que estamos en esas redes, pensar que lo que ocurre ahí es exactamente lo que ocurre afuera de las mismas, cuando representan más bien una parte de la realidad.

Creo que lo que ocurre en Internet no es virtual, cada vez es más real, pero sólo una parte de la realidad, lógicamente. Como pensar que lo que ocurre en las grandes capitales es extrapolable al ámbito rural.

La gente que está en Twitter, tanto en México como en España, se representa a sí misma, no al resto de cada país. ¿Es influyente? Sí lo es; ¿puede mover corrientes de opinión?, claro que sí; ¿puede desde ahí organizarse movilizaciones para expresar descontento? Sí.
Pero pretender que el plebiscito de Twitter se traslade al resultado de unas elecciones es no saber cómo funciona esto, es saber muy poco, una simpleza. Alguien con un mínimo de capacidad intelectual no puede hacerlo.

Pero en algunos sectores, incluso periodísticos, en México parecieron quedarse casados con la idea de que lo que ocurría en Twitter era toda la realidad.

Si sólo el 30 por ciento de la población mexicana tiene acceso de alguna manera cotidiana a Internet, eso te define una representatividad. Probablemente ese 30 por ciento tiene un cierto nivel socioeconómico que le hace liderar la opinión, pero luego la gente va a votar por lo que quiere, o bueno, también puede que no sea así…pero habría que investigarlo.

Sería muy insensato de mi parte opinar sobre eso –el proceso electoral- porque no he estado aquí, lo desconozco, pero es verdad que pretender hacer una traslación de las mayorías de Twitter a las mayorías electorales es absolutamente ridículo. No tiene ningún sentido.

Ya tenemos problemas con la demoscopia, con las encuestas que supuestamente tienen un valor científico, como para fiarnos. Las redes son un indicador de corrientes de opinión, una herramienta de agitación social, pero no sustentan un plebiscito válido de ninguna manera.

Pero son un espacio que puede ser tomado para medir tendencias de cosas que pueden convertirse en historias…

GL.- Sí y además justo por todo eso los periodistas somos lo que más tenemos que desconfiar de todo esto, en un sentido positivo. A los periodistas se nos ha supuesto siempre una capacidad para analizar la calidad de las fuentes, de la información que vamos a transmitirle a la gente, de los datos que nos da una persona que sabemos y tenemos en cuenta porque nos las en cierto momento, a nosotros y qué le impulsa a darnos esa información. Siempre debe haber algo que nos debe hacer reflexionar por qué vamos a publicar eso.

Creerse a pie juntillas lo que está en Internet o en Twitter o en Facebook es de una inocencia que no es precisamente el atributo que debería tener un periodista.

martes, 7 de agosto de 2012

Las redes avanzan

por Inmaculada Berlanga

Las redes sociales son un tema que en los momentos actuales se extiende a, prácticamente, todas las ramas del saber y tiene conexiones con cualquier actividad humana. En 2000 ya Castells describía una sociedad cuya estructura está construida en torno a redes de información a partir de la tecnología de información microelectrónica estructurada en Internet; sociedad donde Internet es considerado el medio y el corazón de un nuevo paradigma sociotécnico que constituye en realidad la base material de nuestras vidas y de nuestras formas de relación, de trabajo y de comunicación, que procesa la virtualidad y la transforma en nuestra realidad, “constituyendo la sociedad red, que es la sociedad en que vivimos”.

Avanzan los años y sus posibilidades comunicativas se presentan como un reto para los investigadores. Nos interesan estas plataformas como un nuevo medio de comunicación y como fenómeno que está transformando la comunicación actual.

Estamos ante un medio que se puede considerar paradigmático desde todos los órdenes de la comunicación, especialmente relevante en el momento sociológico actual; y que, a pesar de las actuales voces que las consideran un formato en crisis, la opinión pública generaliza la afirmación contraria: las redes sociales han llegado para quedarse. También esta premisa ha sido una de las líneas de tendencia mantenida por los grupos de discusión, según recoge el último estudio de ONTSI sobre las redes sociales en Internet.

José Luis Orihuela resumió en varios ‘tuits’ las dos jornadas del II Congreso Iberoamericano de Redes Sociales celebrado este curso en Burgos. Son 10 puntos a modo de decálogo clave para entender el boom de estas plataformas.

  1. Las redes sociales han propiciado el paso de la Sociedad de la Información a la Sociedad de la Conversación.
  2. La sociedad está hablando en las redes sociales y las organizaciones tienen que aprender a escucharla.
  3. Aunque hablemos en general de “redes sociales”, cada red social es diferente y sirve para propósitos distintos.
  4. Las redes sociales han cambiado el camino de las noticias y están cambiando el de los medios.
  5. Hacen falta nuevos espacios, lenguajes y narrativas para abordar transversalmente el impacto complejo de las tecnologías.
  6. Las redes plantean tensiones y transiciones entre participación/autonomía, mundo virtual/mundo físico y ámbitos privado/público.
  7. Hay que ayudar a las organizaciones a entender cómo y para qué utilizar las redes sociales.
  8. Más allá de las plataformas y de los dispositivos de acceso, las redes sociales son la forma de la cultura digital.
  9. Las redes sociales, como con la electricidad, dejarán de percibirse como tecnología cuando su adopción se haya generalizado.
  10. Tenemos que seguir escuchando, seguir aprendiendo y seguir cambiando.
Y aquí, una elocuente visualización del fenómeno: Mapa de las redes sociales de @chiquiesteban

por Inmaculada Berlanga
Doctora en Filología y DEA en Comunicación Audiovisual. Profesora en UNIR. Miembro del Grupo Comunicar.

Reporteros sin levantarse de la silla

Por Ramón Salaverría

El periodismo es un oficio simple: consiste en enterarse de cosas importantes y actuales para contárselas a los demás.

Últimamente hemos mejorado mucho en lo de contar las cosas al mayor número de personas. Ya no hace falta poseer una costosísima cadena de televisión con sede en Atlanta para conseguir que nuestras noticias se vean en, digamos, Ushuaia o Novosibirsk. Para eso basta, en principio, con algo tan sencillo y gratuito como una cuenta de Twitter o un blog. Nada impide -salvo el desinterés, claro- que alguien de esos lugares tan remotos lea este texto, por ejemplo.

Ahora bien, en la otra tarea esencial del periodismo, la de enterarse de las cosas, el panorama no está tan claro. En esto, hay tantas razones para el contento, como para la preocupación.

De una cosa no hay duda: el impacto causado en los últimos años por internet en las técnicas de investigación periodística ha sido profundísimo. Todos los periodistas, incluidos los más refractarios a las nuevas tecnologías, recurren hoy a la red para documentar sus informaciones. ¿Conoce usted a algún periodista, incluso entre esos que despotrican de internet, que no use regularmente Google y la vilipendiada Wikipedia? Yo tampoco.

Esos y otros recursos digitales han abierto un nuevo horizonte para la información periodística. Ahora es más fácil documentar las noticias con abundantes datos y detalles. Incluso, en los medios de internet, se ha convertido en saludable costumbre enlazar documentos originales. Gracias a esa práctica, muchas informaciones que se publican hoy son incuestionablemente más completas que las que se ofrecían hace poco más de una década. En esto, sin duda, hemos salido ganando.
Sin embargo, también hay nubarrones. De tanto exprimir el potencial de los recursos digitales, nos estamos olvidando de otras formas clásicas de investigación periodística que sería peligroso perder. Me refiero muy especialmente a la observación directa y a la entrevista personal con las fuentes. Al periodismo de primera división, vamos.

La red ha multiplicado los canales –correo electrónico, Twitter, páginas públicas en Facebook…– utilizados por las personalidades públicas para difundir declaraciones y para responder preguntas. En temas como el deporte, la política o la información del corazón, ya se ha convertido en norma común citar a los concernidos por sus declaraciones en las redes sociales.

Nada hay de malo en ello, por supuesto. Lo que una personalidad pública difunda en su cuenta personal de internet es tan atribuible y oficial como lo que pueda expresar en una conferencia de prensa. El problema es que esa forma barata y perezosa de obtener declaraciones personales termine por arrinconar otras formas de contacto directo con las fuentes. A la vista del devenir reciente de los medios, donde cada vez más noticias se publican con base en apenas dos o tres tweets, no parece descabellado imaginar que esto termine por ocurrir. Y las fuentes, tan contentas. Siempre es más fácil salir del paso en una declaración de 140 caracteres, probablemente diseñada por el equipo de comunicación, que dar la cara ante un enjambre de periodistas preguntones.

La amenaza está ahí. Las fuentes prefieren a los periodistas que no hacen periodismo. Y en los medios les estamos dando cada vez más satisfacción. Para algunos periodistas acomodadizos, hoy día realizar una simple llamada telefónica para confirmar datos comienza a considerarse un esfuerzo periodístico desmedido. No digamos desplazarse en persona al escenario de la noticia e invertir el tiempo suficiente para entender a fondo el asunto sobre el que se ha de informar.

La historia del periodismo nos ha enseñado que la calidad de la información mejora cuanto más cerca se está de la noticia. Ya lo dijo Robert Capa: si tus fotos no son lo suficientemente buenas, no estabas lo suficientemente cerca. Los detalles significativos, las historias inadvertidas y hasta los engaños, difícilmente se pueden detectar si el periodista no se aproxima a la noticia. Y para eso, Google no basta.

http://blogs.unir.net/comunicacion/

 

lunes, 6 de agosto de 2012

Las 10 mejores herramientas para tu blog

 

Mantener un blog es una tarea difícil que exige a veces sacrificio y muchas horas. Además de escribir en él, debes hacerlo atractivo a la gente y fomentarlo en la redes sociales, algo que ya es bastante complicado.

Los bloggers, tenemos que hacer en un mismo día múltiples tareas como escribir posts, actualizar nuestras cuentas de Twitter y Facebook de las redes sociales. Conectar con otros bloggers, mantenerse informado y publicar los posts en agregadores de contenidos y responder los comentarios que recibimos en el blog. Además debemos tener en cuenta otro tipo de aspectos de nuestro blog como la apariencia, funcionalidad, estructura, diversión y gustos de nuestros seguidores.

Todo esto es necesario para mantener a un visitante cómodo y dejarlo con ganas de volver. Existe una variada cantidad de herramientas para intentar mejorar y sacar partido a nuestro blog.

Las 10 mejores herramientas para sacar partido a tu blog



1. Monetizar. Ganar algo de dinero

Es importante poder sacr algo de dinero por nuestra actividad. Lo más fácil para monetizar un blog es poner publicidad. Con Google Adsense podemos poner unos banners para sacar algo de dinero. Usa Adsense para generar dinero con tus blogs, puedes seguir los tips que la gente de Adsense publica en su blog, estas optimizaciones harán que los anuncios que aparezcan en tus blogs se integren mas a tu contenido y así generarás más clicks. También podemos vender productos con programas de afiliados como Amazon.es pero esto es más difícil que nos deje ingresos.

2. Acceso a Estadísticas

Google Analytics, muy popular en todo el mundo blog ya que es la mejor herramienta gratuita para tener información de tu visitantes diarios y que post gustan a la gente y porque palabras apareces en los buscadores.

3. Compartir en redes sociales es la clave

Mantén actualizadas tu cuentas de Facebook, Twitter y Google + y por supuesto facilita los botones para que tus usuarios puedan recomendar los post. Por ejemplo con Addthis es fácil poner los botones. http://www.addthis.com

4. Disponibilidad. Saber si tu blog esta online.

A veces los hounsing y servidores de nuestros blogs se caen. Lo mejor es tener un servicio como http://www.pingdom.com/ para saber si tenemos algún problema en nuestro blog. Además lo puedes usar a para analizar el tiempo de carga de las páginas de tu blog.

5. Fotos

Si eres un blogger seguramente usaste flickr.com o escuchaste hablar de esto, es un aplicación web 2.0 que permite que puedas compartir tus fotos y publicarlas en los blogs muy fácilmente.

6. Traducir

Con Google Translator o Microsoft Trasnlator nos permite llevar nuestro blog a una audiencia global dando la posibilidad a los usuarios de cambiar a su idioma natal todas las entradas de nuestro sitio. En Frikipandi usamos un widget de Microsoft Translator. http://www.microsofttranslator.com/

7. Videos

Youtube te permite publica de una manera sencilla un video. Con la opción de insertar, te permite llevar videos de Youtube a tu blog y hacerlo más interesante.

8. SEO

Google Insights es una herramienta para trabajos pesados de SEO, que ayuda a entender el comportamiento de los usuarios de buscadores, en base a una estadística histórica de búsquedas por palabras claves. EL SEO es la optimización de búsquedas en los buscadores y es una de la claves del éxito de cualquier Webmaster que se precie.

9 Herramientas para Webmasters

Los 3 grandes buscadores actuales (Google yahoo y bing) disponen de un centro para webmasters, con varias herramientas y estadísticas disponibles para quienes lo requieran, con el fin de mejorar el posicionamiento de los blogs en la web. La más conocida es el servicio webmasters tools de Google

10. Usar agregadores y ping.

Es bueno usar agregadores como http://meneame.net , http://bitacoras.com para dar a conocer a la gente tus post. Además usar algún servicio de ping para avisar de los cambios como http://pingomatic.com/ o http://pingler.com
Citado en
http://www.frikipandi.com/public/post/las-10-mejores-herramientas-para-tu-blog-318.asp